lunes, 3 de enero de 2011

ESMERALDA

ESMERALDA


"19Y los cimientos del muro de la ciudad estaban adornados con toda piedra preciosa. El primer cimiento era jaspe; el segundo, zafiro; el tercero, calcedonia; el cuarto, esmeralda; 20el quinto, sardónica; el sexto, sardio; el séptimo, crisólito; el octavo, berilo; el noveno, topacio; el décimo, crisoprasa; el undécimo, jacinto; el duodécimo, amatista". Apo. 21:19-20.

La esmeralda y Andrés
Hermanos, vamos a abrir la Palabra del Señor en el libro de Apocalipsis 21:19, la ultima frase. Vamos a continuar con la ayuda del Señor estudiando las piedras preciosas que son una parábola espiritual acerca de la Iglesia, de la esposa, que llega a ser la Nueva Jerusalén; estas no son solamente piedras preciosas; sí lo son, pero nos hablan no solamente del reino mineral. Cuando el apóstol Pablo dijo que edifiquemos no con madera, con heno y hojarasca, sino con oro, plata y piedras preciosas, él se estaba refiriendo a cosas espirituales. Cuando menciono esos materiales, los materiales buenos o malos representan cosas espirituales; el heno, la paja, la hojarasca representan cosas espirituales; el oro representa cosas espirituales, la plata y también las piedras preciosas con que tenemos que edificar. Aquí aparecen estas piedras preciosas y todas tienen un sentido.

Vamos al último pedacito del verso 19: "El cuarto, esmeralda"; el cuarto cimiento del muro de la nueva Jerusalén es esmeralda; hoy vamos a concentrarnos en la esmeralda. Hemos visto ya el jaspe, el zafiro y la calcedonia. Aquí la esmeralda aparece en cuarto lugar y tiene el nombre de uno de los apóstoles; cuando comparamos las listas de los apóstoles y las vemos en el contexto general del Nuevo Testamento, nos damos cuenta de que el que ocupa el cuarto lugar de entre los doce apóstoles es el apóstol Andrés; siempre el que aparece en primer lugar en la lista es Pedro, y entonces los hijos de Zebedeo: Jacobo, que era el mayor, que ocupa el segundo lugar, y Juan, que era el menor de los hijos de Zebedeo, que ocupa el tercer lugar; estos tres siempre aparecían en todas partes; Pedro, Jacobo y Juan fueron los que estuvieron en el monte de la transfiguración, los que estuvieron en Getsemaní, los que estuvieron en la resurrección de una niña, etc.; siempre el Señor escogía estos tres testigos íntimos. Pero otro que estaba cerca con ellos e incluso que fue el primer llamado fue el apóstol Andrés. El apóstol Andrés es el que se identifica con la piedra de la esmeralda; la piedra esmeralda nos habla de Andrés, aunque todas las piedras nos hablan de Cristo formado en los apóstoles, Cristo formado en la Iglesia, Cristo formado en el cuerpo de Cristo; pero no todas la piedras son iguales, no todos los apóstoles tienen el mismo ministerio; cada uno tiene su particularidad. Así como existen doce meses, doce piedras, aquí doce apóstoles, también existen doce temperamentos; no todos tienen el mismo temperamento; están los cuatro temperamentos básicos llamados el colérico, el sanguíneo, el melancólico y el flemático, y sus combinaciones; quien me hizo darme cuenta de esto fue nuestra hermana María Mercedes Lozano; dijo: mire qué curioso, hay doce temperamentos y son doce piedras, doce apóstoles, cada uno con su estilo, cada uno con su personalidad; muy interesante.


La absorción de la luz de la esmeralda: Andrés sigue a Jesús
El apóstol Andrés fue el primero de los que siguieron al Señor; incluso, el apóstol Andrés, antes de ser discípulo del Señor fue discípulo de Juan el Bautista junto con el apóstol Juan; ya la vez pasada lo miramos en Juan, pero valdría la pena volver allí al evangelio de Juan para verlo con Andrés; y lo que se nos dice de Andrés tiene que ver algo en relación con la esmeralda. Vamos a Juan 1:35. Es curioso que esas cosas sucedieron un día tras otro; como en el 35, en el verso 29 (y en el 43) también dice: "el día siguiente", o sea, cuando vinieron a preguntarle a Juan el Bautista, si tú no eres el Cristo, ¿tú por qué bautizas? y tal y tal; y al día siguiente Juan dice que vio a Jesús que venia y dice: Este es el Cordero de Dios; y "35El día siguiente (al tercer día) otra vez estaba Juan, y dos de sus discípulos". Nos damos cuenta de que Andrés, como lo dice más adelante, era unos de los discípulos de Juan el Bautista; en el verso 35 no lo dice, pero sí en el 40. "36Y mirando a Jesús que andaba por allí, dijo: He aquí el Cordero de Dios"; les dijo Juan el Bautista a Andrés y a Juan. "37Le oyeron hablar los dos discípulos, y siguieron a Jesús. 38Y volviéndose Jesús, y viendo que le seguían, les dijo: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Rabí (que traducido es, Maestro), ¿dónde moras?" Te buscamos a ti. Interesante. No le preguntaron cosas, no. A ellos les dijeron: este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, y Andrés y Juan inmediatamente le siguieron a Jesús.

Hermanos, esto nos habla de una primera característica de la esmeralda; la esmeralda tiene una característica que es la absorción de la luz; la esmeralda es una piedra preciosa y una de sus principales características, a diferencia de otros piedras, es la absorción. La esmeralda es una piedra que absorbe la luz; la luz entra en ella de una manera muy diferente a otras piedras; se caracteriza por el tipo de absorción. Cuando Dios había profetizado por el profeta Malaquías, había dicho que Elías vendría antes del día grande y terrible del Señor a convertir el corazón de los padres a los hijos y de los hijos a los padres; ese era uno de los ministerios que tenia que cumplir el Elías que había de venir; el Señor Jesús en Mateo 11 y 17 nos dice que ese Elías que había de venir es Juan el Bautista; significa que Juan el Bautista vino para cumplir la profecía acerca de Elías. Y uno de sus ministerios era convertir el corazón de los hijos a los padres; otro de los ministerios es el que está en la profecía también en Malaquías 3:1, donde dice que antes de venir el Señor enviara Su mensajero, y que el mensajero le allanaría el camino, así como lo dice también Isaías capítulo 40, que Juan el Bautista allanaría el camino del Señor, del propio Yahveh; y ahora vemos que Juan el Bautista estuvo trabajando los corazones de muchos discípulos, entre ellos Andrés y Juan. Dios preparó el corazón de Andrés a través del trabajo de Juan el Bautista.

Andrés fue uno de los hijos cuyo corazón fue convertido a los padres, a la fe de los padres; él esperaba al Mesías porque Juan el Bautista anunciaba al Mesías. Aquí lo vemos: tan pronto como Juan el Bautista les indica cuál es el Mesías, ellos le siguieron; porque el Señor se lo había mostrado; dijo: "Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ese es el que bautiza con el Espíritu Santo" (Jn. 1:33); y eso lo vio Juan el Bautista y dio testimonio que él no era el Cristo; que el Cristo era otro; que él no era la luz, que la luz era otro. De modo que Andrés y Juan fueron los primeros que siguieron al Señor Jesús aun antes de que los llamara el Señor Jesús; antes de que el Señor Jesús los llamara y los congregara, ellos fueron preparados por Juan, y siguieron al Señor Jesús. "39Les dijo: Venid y ved. Fueron, y vieron donde moraba, y se quedaron con él aquel día; porque era como la hora décima". Eran como las 4 de la tarde; la hora nona es mas o menos las 3 de la tarde; ya estaba tardecito, como quien dice, se iba a acabar el día, porque según la Biblia, el día se acaba cuando se ponía el sol, y comienza la tarde y la mañana del día siguiente; es decir, cuando se pone el sol comienza el otro día.

"40Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús". Ahí está la capacidad de absorción de la esmeralda; primero capto a Juan: Los otros decían: no, este tiene demonio; pero no, él captó, aunque Juan mismo no era la luz, algo de luz tenía; la verdadera Luz que venía a este mundo era Cristo. Andrés era alguien que valoraba las cosas, alguien que podía percibir; eso es lo que está representado en la capacidad de absorción de la esmeralda; podía percibir y luego siguió a Jesús.


En la historia de la iglesia primitiva se le llamaba a Andrés: Andrés el protocleto; o sea, el primero en ser llamado, pues Andrés fue el primero que siguió al Señor; ninguno de los otros apóstoles aparece en el primer lugar así como aparece Andrés en cuanto a que fue el primero que siguió al Señor Jesús; él fue el que llamó a Pedro.

"41Éste halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo)". Miren qué percepción, con unas horas que estuvo con Jesús; miren la capacidad de absorción de la esmeralda, y la capacidad de captación de Andrés. Un solo día había estado con Jesús. Había oído a Juan, le creyó a Juan, y siguió a Jesús. Juan había dicho: "El que tiene la esposa, es el esposo" (Jn. 3:29); y él apenas era el amigo del esposo. Juan no estaba celoso de que él menguara y Jesús creciera; él sabia que tenía que ser así. Andrés siguió al Señor Jesús. "Hemos hallado al Mesías". Desde el principio, incluso antes de que Felipe le dijera lo mismo a Natanael, él fue el primer apóstol que habló de esta manera, pues el primero fue Juan el Bautista: "Este es el cordero de Dios"; este es el ministerio de Juan el Bautista; pero luego aparece Andrés.


La capacidad de absorción opera la bendición
Andrés aparece también en otros lugares con esta misma característica. El quinto apóstol es Felipe. Juan 12 registra que vinieron unos griegos a preguntarle a Felipe: queremos ver a Jesús. Pero mire a quién se dirigió Felipe, a Andrés. Felipe se fue a Andrés y le dijo: mira, quieren ver a Jesús; y entonces Andrés fue al Señor Jesús e introdujo a los griegos. Nótese que Felipe no fue directo; Felipe era el quinto en autoridad; el cuarto era Andrés. Felipe se fue a Andrés. Otro día el Señor le dijo a Felipe (Juan 6): "5¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? 7Pero esto decía para probarle". El Señor a veces nos prueba; cuando las cosas parecen imposibles: una multitud y no había con qué alimentarlos. Felipe le preguntó al Señor: ¿Qué haremos para alimentar esta multitud? y Felipe hizo cálculos: bueno, doscientos denarios de pan no bastarían para toda esta multitud; pero en cambio Andrés no hizo cálculos; Andrés agarró unos panecitos y unos pececitos que tenia un niño y le dijo: mira, aquí está este niño, hay esto. El otro hizo cálculos, pero Andrés no hizo cálculos; Andrés trajo los panecitos y los pececitos; claro, ¿qué es esto para tanta gente? pero se los trajo a Jesús; es decir, si fuera por nosotros, esto no basta, pero está en tu mano; lo puso en la mano del Señor. Esto es capacidad de absorción; ese es Andrés; y el Señor bendijo esos panes y esos peces y se alimentó la multitud y sobraron varias cestas llenas; eso es una bendición de Dios. Una bendición es una operación de Dios más allá de nuestros cálculos. Note que nosotros decimos: con cincuenta puedo comprar esto; una bendición es que puedes comprar más de lo que alcanzan los cincuenta; en una siembra, nosotros decimos: bueno, yo siembro uno y cosecho treinta; máximo cosecho cien; pero si cosecha cinco mil eso es una bendición. Siempre que nosotros hacemos cálculos al estilo Felipe no abrimos la puerta para la bendición, en cambio Andrés, aunque en sí mismo sabía que esto no era lo suficiente, él actuó, lo trajo al Señor Jesús; mira, Señor, hay esto; como quien dice, nosotros ya te hemos visto hacer muchas cosas, así que tú puedes hacer algo; y se lo puso en las manos al Señor, y el Señor hizo esta obra. Ese es Andrés, esa capacidad de captar; primero captar a Juan, segundo captar que Jesús era el Mesías, seguir al Mesías. Andrés acompañó al Señor desde el principio; cuando el Señor en Judea decidió irse para Galilea, fue con Sus discípulos y allá se fue Andrés; cuando fueron a Caná de Galilea y convirtió el agua en vino, allá estaba Andrés; desde el principio uno de los que siguió al Señor Jesús fue Andrés. Del apóstol Andrés nos habla bastante esa piedra que aparece como esmeralda en la Nueva Jerusalén, con el nombre de Andrés; no se refiere solamente a lo que de Andrés se dice en la Biblia; se refiere a todo el trabajo del Señor con Andrés hasta la muerte de Andrés; incluye la porción de la vida de Andrés que no esta en la Biblia, pero que aconteció y que está en la historia de la Iglesia.

Ministerio y muerte de Andrés
Andrés fue el apóstol inicial a los escitas, los de la Rusia, los del Cáucaso; el apóstol Andrés subió hacia el Cáucaso poco a poco y evangelizó en Partia y en Escitia, lo que hoy es Rusia, y los países del Mar Negro. Después se vino bajando por el Asia Menor hasta llegar a Efeso, y estuvo junto con el apóstol Juan; y la historia cuenta que los ancianos del Asia Menor les pidieron a ellos que escribieran el aspecto interior de la vida de Cristo, porque los otros evangelistas habían escrito el aspecto exterior; y entonces Juan les propuso a ellos que oraran y ayunaran tres días para ver qué dirección les daba el Señor; y oraron tres días y ayunaron, y el Señor en un sueño le reveló a Andrés que era Juan el que tenía que escribir; esto lo cuenta la historia primitiva. Entonces el apóstol Andrés les contó el sueño que había recibido del Señor; se lo dijo a Juan, y en obediencia a Andrés y al Señor a través del sueño que tuvo Andrés, se escribió el cuarto evangelio. Andrés estuvo juntamente un tiempo con Juan en Efeso; y Lucas, que había iniciado el trabajo en lo que antes se llamaba Bizancio, que después fue Constantinopla y hoy es Estambul, el que inició la evangelización allá fue Lucas, pero luego fueron Andrés y Juan y desarrollaron el trabajo de Lucas, nombraron los obispos no solamente de Constantinopla, que en ese tiempo era Bizancio, sino en Nicomedia; y en todas esas regiones estuvieron los apóstoles Juan y Andrés trabajando juntos. Después el apóstol Andrés se vino hacia lo que se llama el Peloponeso, Acaya de la actual Grecia, y él estuvo trabajando con las iglesias que Pablo había fundado en Acaya y con otras que Pablo no había fundado; y el principal puerto era el puerto de Patrás, en donde el apóstol Andrés estuvo evangelizando; después de haber evangelizado Rusia y los países cercanos del Mar Muerto y lo que es el Asia Menor, llegó a Grecia y allá lo mataron; allá, por causa de que él evangelizó a Maximila, que era la esposa del procónsul, uno de los principales allá, que era un hombre que se molestó mucho porque Maximila se convirtió a Cristo; entonces él agarró a Andrés y lo amenazó con la muerte si no se retractaba de Cristo; y al mismo tiempo que Egates, que así se llamaba este procónsul, el esposo de Maximila creyente, trataba de decirle a Andrés que se retractara de Cristo, al mismo tiempo Andrés le trataba de decir que él no se fuera para el infierno, que recibiera al Señor; eso era una guerra a muerte.

Incluso lo mandó crucificar en una cruz como una X; solamente que no fue con clavos sino amarrado; por eso a la X se le llama la cruz de San Andrés, porque Andrés fue crucificado en una cruz así, allá en Patrás en Grecia; por eso hoy en día la principal catedral de la región es la catedral de San Andrés allá en Grecia; y mientras Andrés estaba muriendo, venía Egates a decirle aún que se retractara, porque el pueblo se levantó contra el procónsul por causa de que a Andrés lo quería mucho la gente; entonces él vino delante de la cruz en X a tratar todavía de decirle que se retractara para soltarlo; y Andrés no se preocupaba por él, sino que le hablaba de la salvación, que era él quien tenía que recibir al Señor; que era él el que tenía que cuidar su propia alma. Este hombre se enojó tanto que antes de crucificarlo lo había mandado a torturar; es decir, como suplicio después fue que lo crucificó; al fin Andrés murió y el hombre no se convirtió. Maximila se convirtió, y el hombre fue a escribir una carta al Cesar de Roma, porque era un procónsul, para pedir autorización para deshacerse de Maximila su esposa y perseguir a los cristianos; y mientras el hombre estaba escribiendo esa carta, lo agarraron los demonios y el hombre se tiró por la ventana y cayó en la plaza de mercado; se suicidó. Un caso terrible, pero Andrés hizo lo posible mientras estaba muriendo. El uno le decía que se retractara, y el otro que aceptara, aún muriendo. Se dice que Andrés hasta se reía en la cruz; el otro pensaba que con las torturas lo iba a convencer, y Andrés le decía: no puedes vencer al que está en Cristo. La muerte de Andrés fue una cosa tremenda.


Andrés, probado como la esmeralda
Hermanos, hemos visto el primer aspecto de la esmeralda, que es la absorción; la esmeralda también se refleja aquí en la vida de Andrés, por otra característica que tiene que se llama la florescencia. Cuando los expertos en esmeraldas van a examinar las esmeraldas a ver si son verdaderas o no, porque hay esmeraldas falsas, las esmeraldas falsas, cuando las sometes a presión, explotan, estallan, no aguantan la prueba; en cambio la esmeralda verdadera soporta la presión y resulta más preciosa, y las mejores esmeraldas del mundo, reconocidas por los expertos en gemología, la ciencia de las gemas, son las esmeraldas de Colombia, especialmente las de Muzo; los expertos toman una esmeralda y con sólo mirarla dicen: ésta es de Muzo, ésta es de Coscués, ésta es de Chivor, o de Somondoco; éstas son de Australia, éstas son de Pakistán. ¡Esta es de Muzo! Ésta es de Colombia. Los gemólogos valoran tremendamente las esmeraldas de Colombia. Las esmeraldas tienen una identidad interna; ellas tienen unas intrusiones de pirita, a veces de gas; y esas intrusiones son como la firma de la esmeralda, como la firma de la procedencia y de la mina; entonces las esmeraldas tienen una identidad y son sometidas a una prueba; y la prueba de la esmeralda es que la colocan en un filtro que se llama el filtro de Chelsea, quien fue el que inventó ese tipo de filtro para probar las esmeraldas. Es un filtro que emite luz polarizada en distintos ángulos; ustedes saben que la luz se distribuye en el arco iris; entonces envía la luz en distintos ángulos, y la esmeralda que es genuina, la esmeralda que es verde, al someterse al filtro da un reflejo rojo y se ve roja; o sea que el reflejo es rojo cuando la esmeralda es verdadera. Las esmeraldas que no son de calidad, o que son falsas, siguen siendo verdes; no muestran que dentro del verde está el rojo; entonces cuando se examina la esmeralda legítima a través de ese filtro, se ve el rojo, la luz roja desprendiéndose del verde; cuando la miras por fuera es verde, cuando la miras por dentro es roja; y eso es muy significativo, porque el color verde es el color de la vida, es el color de la esperanza; pero ¿quién puede tener vida y quién puede tener esperanza si no fuera por la muerte de Cristo, si no fuera por la sangre de Cristo? Una esmeralda chiviada no tiene a Cristo; por eso no soporta la presión y estalla; en cambio una esmeralda verdadera tiene verdaderamente vida en el interior, y por eso puede soportar la prueba como la soportó Andrés. Andrés quedó en la cruz como cuatro días; lo torturaron y lo crucificaron en la cruz cuatro días y trataron hasta lo último de vencerlo, y el Señor permitió que su siervo fuera probado hasta la último; y él hasta se reía; eso es por que pasó la prueba; verdaderamente era un creyente, verdaderamente era alguien que fue leal y que estaba seguro de lo que creía; él había visto al Señor.

La primera prueba en la esmeralda es la presión; entonces tan pronto la esmeralda legítima se somete a la prueba, la soporta y queda mas preciosa. La segunda prueba es la del filtro; resulta que tiene luz roja, su florescencia, luz roja, y se ve roja, un rojo hermoso; la esmeralda verde por dentro tiene un rojo; eso nos muestra precisamente que el verde es color de la vida, color de la esperanza, porque adentro tiene al Señor, porque es un redimido, porque en verdad ha creído en la Sangre de Cristo; por eso tiene vida y por eso tiene esperanza; la gente que no ha recibido al Señor no tiene ni vida ni esperanza.

Exactamente esa es la segunda característica de la esmeralda que dio la talla en la prueba; fue sometida a la prueba, al filtro de la cruz en X, y demostró realmente quién era, y descansó. Incluso las otras personas gritaban para que lo soltaran, y él mismo les decía desde la cruz que no se preocuparan, que él iba a partir con el Señor, que él ya ha terminado su testimonio, que le dejen entregar su vida al Señor. Y el otro hombre, el que crucificó a Andrés, pues se suicidó y ¿a donde fue a parar? terrible, no soportó la cuestión.


La esmeralda en el trono de Dios
Ahora vamos a Apocalipsis capítulo 4, donde aparece la esmeralda de una manera especial; en el trono del Señor aparecen especialmente tres piedras preciosas: el jaspe, el sardio, que aquí se traduce cornalina, que en el griego es sardio, que es lo mismo, y la esmeralda. Leamos Apocalipsis 4:1 en adelante para contexto inmediato para ver las características de la esmeralda, de Cristo formado en Andrés, de su testimonio. "1Después de esto (de las siete iglesias, de los siete candeleros, capítulos 2 y 3) miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; (primero el Señor le mostró la historia en el mundo visible, y en el mundo en que la Iglesia viviría los capítulos 2 y 3; y ahora le muestra la escena celestial, la escena detrás de bambalinas) y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, (ya estás en el plano del mundo visible; ahora ven a ver lo que para ustedes es invisible) y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas". El Soberano, el que conoce y tiene en su mano el futuro. "2Y al instante (porque cuando Dios hace algo es al instante) yo estaba en el Espíritu; (y ¿qué es lo primero que vio? no puede ser otra cosa sino el trono; no se puede ver el futuro sin ver quién está en el trono; se puede conocer el futuro si sabemos quién está en el trono) y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado. 3Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; (que en el griego se dice sardio) y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda". Aquí aparece la esmeralda relacionada con el arco iris alrededor del trono. Dios hubiera podido escoger otra piedra; el Espíritu Santo hubiera podido inspirar otra cosa; Juan hubiera podido ver algo diferente, pero Juan asoció el arco iris y la esmeralda juntos. El arco iris tiene varios colores, pero dice que era semejante en aspecto a la esmeralda.

La esmeralda implica la lealtad
La esmeralda se relaciona también, no sólo con el verde de la vida, con el verde de la esperanza, sino que se relaciona con la lealtad del pacto, porque eso es lo que significa el arco iris. La primera mención del arco iris fue en Génesis después de la prueba, después del diluvio registrado en Génesis capítulos 7, 8 y 9, cuando Noé salió del arca; en el capítulo 9 aparece el pacto de Dios con Noé; y después de decirle otras cosas, dice: "8Y habló Dios a Noé y a sus hijos con él, diciendo: 9He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros; 10y con todo ser viviente que está con vosotros; aves, animales y toda bestia de la tierra que está con vosotros, desde todos los que salieron del arca hasta todo animal de la tierra. 11Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con agua de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. 12Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: (¿cuál es la señal del pacto?) 13Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. 14Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. 15Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne. 16Estará el arco en la nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra". Por este pasaje se ve claramente lo que es el arco iris; el arco iris es el pacto de Dios, la señal del pacto es la lealtad de Dios; hubo un juicio sobre la tierra que fue el diluvio, pero Dios dijo que no va a haber más diluvio; y el arco no es solamente para que nosotros lo veamos, es para que Dios mismo lo vea; "lo veré y me acordaré"; es decir, muchas veces quizá Dios estaría tentado a volver a castigar al mundo con diluvio de aguas, porque ciertamente las cosas que hicieron los antediluvianos se están haciendo de nuevo; por eso es que la próxima vez que el Señor destruya el mundo no será con agua sino con fuego, porque con agua ya dijo que no lo haría más; pero lo hará con fuego. Pero ¿de qué nos habla el arco iris del pacto de Dios? que es un pacto, es una alianza que implica lealtad, implica caballerosidad, guardar la palabra; y cuando en Apocalipsis 4 vemos que alrededor del trono de Dios está el arco iris, está mostrando que Dios es un Dios fiel, es un Dios que cumple las promesas; pero lo curioso es que Juan vio que ese arco iris era semejante en aspecto a la esmeralda. La esmeralda representa el arco iris, porque el arco iris se muestra en aspecto de esmeralda. Dios asocia la esmeralda con el arco iris. ¿De qué nos habla la esmeralda? nos habla de lealtad; nos habla no sólo de vida, nos habla no sólo de esperanza, nos habla no sólo de verdad, de genuinidad y de autenticidad, sino que nos habla también de lealtad; de eso también habla la esmeralda porque la esmeralda es la apariencia del arco iris, y el arco iris representa el pacto, y el pacto implica lealtad, implica todas estas cosas.

La concatenación de los cimientos y de las piedras
Ahora, ¿dónde aparece la esmeralda en la serie de las piedras preciosas? en el cuarto cimiento. El primer cimiento es el jaspe, y el jaspe representa revelación; el jaspe está relacionado con Pedro. "No te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos"; y a ti te daré las llaves y sobre esta roca, no sobre ti, sino sobre esta roca, lo que tú acabas de confesar, quién soy yo, el Hijo del Dios viviente, Jesús el Cristo, sobre esta roca edificaré mi Iglesia; entonces la edificación comienza por revelación, por tener luz de Dios y conocer las cosas a la luz de Dios y no a la luz natural; la luz natural es la luz de nuestras opiniones; acerca de Jesús hay muchas opiniones; así unos dicen que eres Juan el Bautista, que viniste de los muertos, que eres Jeremías o algunos de los profetas; y los apóstoles no dijeron lo otro que decían, que era Belcebú, que por los poderes de Belcebú hacía milagros; en cambio hubo revelación del Padre a Pedro, y dijo: "Tú eres el Cristo"; ya no era una opinión; hay cosas que se conocen por opinión, cosas que se conocen de segunda mano, por repetición; pero en cambio le dijo Jesús a Pedro: "No te lo reveló carne ni sangre"; esto no lo estás repitiendo de segunda mano, sino que te fue revelado directamente por mi Padre; así que si Dios te da la revelación, claro que puedes estar de acuerdo con otros anteriores, pero ya no los estás repitiendo, sino que estás concordando porque tú tienes la misma revelación. La revelación es ver las cosas a la luz de Dios y no a la luz natural de nuestra propia opinión. Sobre la base del jaspe se edifica el zafiro; ya la vez pasada vimos lo que quiere decir el zafiro, con qué tribu se relaciona el zafiro; así como Pedro se relaciona con Benjamín, Benjamín era el último y el Señor había dicho que los últimos eran primeros, entonces Pedro quedó de primero, porque era la piedra de jaspe, que se relacionaba con Benjamín, el último. Sobre la base de la luz de Dios hay el juicio sobre el pecado; que es lo que significa el zafiro, que se relaciona con Dan, es decir que Dios juzga. Cuando la persona tiene luz, la persona juzga el pecado; cuando la persona juzga el pecado, se sale del centro y se esconde; ahí está calcedonia, ahí esta Juan; cuando la persona tiene luz de Dios, juzga el pecado y se sale del centro y renuncia a sus intereses personales; entonces es una persona leal, entonces es una persona que cumple compromisos, es una persona que es capaz de ser pacificador y mediador, es una persona fiel. Una persona que tiene intereses personales no es una persona fiel; pero ¿qué dice el Señor en el Salmo 15:4? que con Él se sentará aquel "que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia" su palabra; si él hizo un compromiso, y después por ese compromiso va a salir perdiendo, él no retracta el compromiso; él es fiel, él es leal, él mantiene su palabra aun con pérdida personal; eso es lo que representa la esmeralda, pero eso sólo se puede dar sobre la base de lo anterior, sobre la base del jaspe, del zafiro, de la calcedonia, y entonces ahí sigue la esmeralda.

La esmeralda descansa sobre la calcedonia, la calcedonia descansa sobre el zafiro, el zafiro descansa sobre el jaspe; sobre la luz, sobre la revelación, descansa el juicio del pecado; sobre eso descansa el salir del centro, el esconderse, el no ser el centro; el centro es el señor; juzgar, no sólo el pecado, sino también el yo; porque una cosa es juzgar el pecado o los pecados; otra cosa es juzgar el yo. Tenemos que ser libres del pecado, de los pecados, del yo y de lo natural; sobre la base de la calcedonia entonces viene la esmeralda, sobre la base de negarse a sí mismo, sobre la base de salir del centro y no interesarme sólo en mis intereses, sólo sobre esa base yo puedo ser leal. Yo no puedo ser leal, no puedo cumplir mis compromisos con otra persona, si sólo soy una persona que sólo estoy centrado en mí mismo, en mis intereses; solamente voy a ser una persona que voy a usar a los demás, voy a hacer pactos con los demás para usarlos para mis intereses, pero no voy a tener interés en el otro ni voy a cumplir mi palabra; sólo cuando veo a la luz de Dios juzgo el pecado, me juzgo a mí mismo, me salgo del centro; lo que me interesa es honrar a Dios; ahí es cuando voy a ser una persona leal, ahí es cuando voy a ser una persona como esmeralda, que tiene vida que se prueba, que tiene vida porque soporta la prueba; esa prueba a que se le somete a la esmeralda, del verde sale el rojo, que tiene verdaderamente vida; entonces va a ser una persona fiel; la esmeralda nos habla de todo esto.


El dicroísmo de la esmeralda y la intermediación de Andrés
Pero hay otra cosa que está relacionada, que es una tercera característica de la esmeralda, que ya la vimos también con el zafiro, que también la tiene la esmeralda; es el dicroísmo. Dicroísmo se le llama a la capacidad de algunas piedras preciosas de presentar diferentes colores desde el ángulo desde donde se le mire; cuando tú miras la esmeralda y la sometes a un rayo que se llama extraordinario, refleja una luz que es como verde azulada aterciopelada; y cuando la sometes a la luz que es el rayo ordinario, entonces presenta una luz verde pero más amarillenta, más acrisolada; significa que la misma esmeralda presenta diferentes colores según la luz con que se le enfoque; (si se le enfoca con un rayo que se llama extraordinario, que se llama así con ese tipo de características, refleja una luz verde tirando a azulada y aterciopelada; en cambio cuando se le refleja con otro rayo refleja una luz diferente también verde pero como si fuera una verde tirando a amarillento). La  esmeralda brilla, pues, con dos clases de colores, sin contar el de la prueba de florescencia con el filtro de Chelsea que es el rojo; esa característica es lo que se llama dicroísmo, y eso quiere decir que la persona alumbra según lo vea una persona; puede estar en varios ambientes; es una persona que puede ser intermediaria. Justamente Felipe llegó a usar a Andrés como intermediario para llegar a donde el Señor Jesús; Andrés fue el intermediario entre Pedro y el Señor Jesús, fue el que trajo al Señor Jesús a Pedro; Andrés fue intermediario para que Juan escribiera el evangelio; el dicroísmo es la tercera característica de la esmeralda; la primera es una tremenda capacidad de absorción; florescencia, en rojo cuando se somete a la prueba del filtro de Chelsea; y la tercera, el dicroísmo; pero ahora vamos a pasar una cuarta característica de la Esmeralda.

La esmeralda, por tener ese color verde, tiene la capacidad de mejorar la visión, mejorar la vista, porque los colores afectan la vista; Dios escogió justamente que el cielo fuera azul y la naturaleza, los pastos, los árboles, fueran verdes porque descansa la vista; una persona mira el mar y descansa la vista; se ha comprobado, lo dice por lo menos la tradición antigua, que la esmeralda sirve para mejorar la visión. Las personas miran la esmeralda y la luz de la esmeralda le descansa la vista y le mejora la visión; otra característica de la esmeralda, además de la absorción y otras, es que mejora la visión.


La esmeralda y la tribu de Judá
Ahora pasemos a un quinto punto de la esmeralda: el tallado de la esmeralda. Ustedes saben que cada piedra preciosa no resulta de nada fácil; sólo se puede ser precioso cuando se ha pasado por terribles procesos; primero, la esmeralda también es una piedra intrusiva; quiere decir que es una piedra que se forma dentro de otras piedras que no son preciosas. Para que una piedra sea preciosa tiene que estar sometida a presión por otras piedras que no son preciosas. Existen otras piedras que se llaman pegmatitas, en las cuales, dentro de ellas, se forma la esmeralda; vienen las corrientes hidrotermales, que son las que traen los elementos de la esmeralda, porque la esmeralda es de la clase de los berilos; los berilos son un grupo de piedras preciosas entre los cuales está la esmeralda, que tienen la característica de tener el elemento químico llamado berilio; las esmeraldas, además de tener otros elementos, tienen berilio; las piedras preciosas que tienen berilio forman el grupo de los berilos.

Hay una piedra preciosa que se llama berilo; otra del mismo grupo, o pariente, es la esmeralda; otra pariente es la aguamarina; otra es la morganita que es de color rosado; hay otra que se llama la baxtita, otra se llama heliodoro. Todas estas son piedras preciosas; el heliodoro, como dice el nombre, helio, sol, es amarillo dorado; todos estos son tipos de berilos; existe también uno que se llama en portugués boca du fogo (boca de fuego), porque es originario de Minas Gerais de Brasil; todas estas piedras preciosas, incluso berilos pardos y negros, forman el grupo de las piedras preciosas de los berilos; la esmeralda pertenece a los berilos; por eso cuando tú ves allí en Éxodo, cuando aparecen las piedras del sumo sacerdote, puedes ver que aparece allí una especie de confusión debido a la traducción, no a la Biblia. Éxodo 28:17-20: "17Y lo llenarás (al pectoral del juicio con el Urim Tumim) de pedrería en cuatro hileras de piedras; una hilera de una (primero) piedra sárdica (odem), un (segundo) topacio (en hebreo pitheda) y un (tercero) carbunclo" (en hebreo berequet, de donde viene la palabra berilo; berequet algunos no lo traducen carbunclo; algunos incluso la traducen también esmeralda, porque también la esmeralda es uno de los berilos). Entonces la verdadera tercera piedra es el berilo. Y luego dice: "18La segunda hilera, (el cuarto) una esmeralda"; el cuarto de los hijos de Jacob, Judá, es esmeralda. El primer hijo de Jacob fue Rubén, al que le corresponde el sardio; el segundo hijo de Jacob: Simeón, al que le corresponde el topacio; el tercer hijo de Jacob: Leví, al que le corresponde el berequet o berilo; aquí lo tradujeron carbunclo, pero la traducción más exacta es berilo; y el cuarto hijo, que corresponde a la esmeralda, es Judá. Vamos a leer algo de Judá, porque al leer de Judá estamos leyendo de la esmeralda; en el orden de nacimiento, de Lea nació Judá; de manera que el Señor Jesucristo vino por Lea y no por Raquel; porque Dios sí es leal más que Jacob.


La esmeralda representa la fidelidad de Dios
Vamos a Génesis 29:35: "35Concibió otras vez, (esto fue Lea) dio a luz un hijo, y dijo: Esta vez alabaré a Yahveh; (lo que quiere decir Judá, alabar a Yahveh) por esto llamó su nombre Judá; y dejó de dar a luz". Ahí dejó de dar a luz Lea por ahora; entonces el nombre Judá viene de alabaré a Yahveh. Si ustedes miran en sus Biblias el nombre de Judá, el significado es alabaré. Pasemos a la profecía de Jacob en Génesis 49:8, donde habla de Judá. La bandera de Judá es de color azul celeste; era el que llevaba la bandera; en el Oriente estaba Judá con Isacar y con Neftalí; la bandera la llevaba Judá.  "8Judá, te alabarán tus hermanos; (Judá quiere decir alabaré) tu mano en la cerviz de tus enemigos; (¿por qué? porque de la tribu de Judá vendría el Mesías, que aplastaría la cabeza de la serpiente, que es el enemigo) los hijos de tu padre se inclinaran a ti". ¿Por qué ? porque el reino le fue dado a Judá; el reino vino por la tribu de Judá; los reyes fueron los reyes de Judá; por eso dice: los hijos de tu padre se inclinaran a ti. "9Cachorro de León, Judá; (por eso se habla León de Judá) de la presa subiste, hijo mío, se encorvó, se echó como león, así como león viejo: ¿quién lo despertará? 10No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh".

Siloh quiere decir el enviado; la tribu de Judá mantendría el reino hasta que viniera el enviado: Aunque Nabucodonosor se tomó Israel y se tomó Jerusalén, sin embargo nombró un descendiente de Judá que fue Sedequías; Joaquín era de Judá, y puso a Sedequías; y así continuaron; luego cuando Zorobabel era el gobernador restauró la casa de Dios; él era también descendiente de Judá. Cuando estaba por llegar el Mesías, entonces Herodes fue el que mandó matar a los niños para matar al Mesías. Herodes se toma el gobierno como idumeo, y dejó de ser de Judá, pero en ese momento nació el Mesías; por eso dice: "No será quitado el cetro de Judá..., hasta que venga Siloh". El enviado es Cristo; tan pronto como Herodes se tomó el gobierno como idumeo, en ese momento nació el Mesías; o sea que la profecía se cumplió perfectamente. Judá es la tribu del Mesías, y por eso el pacto que Dios hizo desde el principio, que le dijo Dios a Adán y a Eva: la Simiente de la mujer aplastará la cabeza de la serpiente; eso fue un pacto. Dios tiene que ser fiel a ese pacto; después dijo de la simiente de Abraham; o sea que esa simiente de la mujer vendría por la simiente de Abraham; después vendría por Judá; después vendría por David; y cuando vemos el trono, vemos en el trono un arco iris semejante en aspecto a la esmeralda; porque Dios es fiel a Su pacto, y realmente vino la simiente de la mujer porque Jesús nació de la virgen María, que era de la tribu de Judá. La  esmeralda, el arco iris, representa la propia fidelidad de Dios; sólo que Dios quiere que la fidelidad Suya no se quede solamente en Él, sino que se forme en el hombre. "Hagamos al hombre a nuestra imagen"; esa fidelidad del Señor se formó en Andrés, y por eso a Andrés se le identifica como la esmeralda, y sobre la esmeralda se coloca el nombre de Andrés. Algunos traducen nefek en hebreo como ántraka, esmeralda. Ántraka de Andrés.


Pero el Señor le había dicho a los doce Apóstoles: Vosotros que me habéis acompañado en mis pruebas, yo os asigno un reino, y juzgareis las 12 tribus de Israel. La tribu de la esmeralda es Judá; el apóstol de la esmeralda es Andrés; por lo tanto el apóstol que juzgará la tribu de Judá es Andrés, porque nótese que en Judá apareció el testimonio del evangelio; apareció Juan el Bautista. ¿Quién fue el que creyó a Juan el Bautista? entonces por nuestra fe se condena el mundo; cuando tú crees, el mundo es condenado. Andrés creyó a Juan y Andrés identificó a Jesús y siguió a Jesús el Mesías; entonces Andrés va a juzgar a la gente de Judá; la gente de Judá va a ser juzgada por el apóstol Andrés, como la de Benjamín por el apóstol Pedro, como la de Dan por el apóstol Jacobo hijo de Zebedeo.

Sigamos leyendo la profecía acerca de Judá: "10No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh". Siloh quiere decir el enviado, el Mesías; por eso el Señor Jesús, cuando le abrió los ojos al ciego, que eso es  arreglar la vista como hace la esmeralda, le dijo: Ve y báñate en el estanque del enviado, en el estanque de Siloé; y él fue y se bañó en el estanque de Siloé y vio; Siloh era el prometido a Judá, y por eso dice que no sería quitado de entre sus pies, de entre sus piernas; su descendiente sería el Mesías, sería el enviado, y el enviado abrió los ojos en el pozo del Enviado, en el pozo de Siloé.


Embriaguémonos de la vid verdadera
Dice algo más aquí. Ya está la primera profecía de que el Mesías, aunque es de Judá, no sólo es de los Judíos; como dijo el Señor Jesús: Tengo otras ovejas que no son de este redil; o sea, los gentiles; a éstos también debo traer. Aunque el Señor les había hablado claramente de los gentiles, los apóstoles al principio se concentraban solamente en los Judíos; y cuando Pedro fue a los gentiles: ¿cómo fuiste a casas de gentiles? pero Jacobo mismo les dijo: Pedro, está escrito en tal parte que los gentiles buscarán el rostro de Dios; no sólo allá en Amós donde citó Jacobo; aquí en la profecía de Jacob, el hijo de Isaac, Jacob dice después de mencionar a Siloh: "Y a él se congregarán los pueblos". Hoy nosotros somos colombianos y estamos congregados alrededor de Cristo; en la China hay hermanos congregados alrededor de Cristo, en México hay hermanos congregados alrededor de Cristo, en Australia, en Estados Unidos, en todos los países de la tierra hay cristianos reunidos alrededor de Cristo, y aumentándose cada día porque a Él, al enviado de la tribu de Judá, a Siloh el enviado a la tribu de Judá que es el Mesías, es Jesucristo, se congregarían no solamente los Judíos, sino los pueblos, las etnias, las naciones; y luego sigue diciendo más: "11Atando a la vid su pollino, y a la cepa el hijo de su asna, lavó en el vino su vestido, y en sangre de uvas su manto. 12Sus ojos rojos del vino, y sus dientes blancos de la leche". Esta es la característica de Judá;  ahora se dice que ató el pollino, o sea, el burrito al lado de la vid para comer uvas; las uvas representan a Cristo; entonces nosotros tenemos que atar nuestro burrito también a la vid para comer y beber de Cristo. El hermano Dong Yu Lan, que es un siervo del Señor, chino, que está en Brasil, el nombre de él, Dong, quiere decir burrito, y él dice: yo soy ese burrito atado a la vid, alimentándome de la vid.

Nosotros también debemos ser como Judá ya en el sentido positivo de embriagarnos de la vid verdadera que es el Señor Jesús. "Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador"; embriagarnos de la vid verdadera, centrados en el Señor.


Las presiones nos hacen piedras preciosas
Vemos la relación de Judá con Andrés, con la esmeralda y con todo lo que significa la esmeralda; pero como les dije, falta ver cómo se talla la esmeralda. Cada piedra preciosa se forma en medio de una situación difícil; la esmeralda se forma presionada por la pegmatita; a veces tú quisieras no tener problemas con tus parientes, en tu trabajo, con tus amigos, en el país, pero tienes problemas. ¿Por qué? porque es la presión de la pegmatita la que hace que aquellos elementos de las aguas termales se decanten; y por eso en Colombia hay esmeraldas, porque es una zona sísmica; entonces los Andes tiene corrientes internas hidrotermales; esas corrientes termales son las que llevan la disolución de los elementos que van a formar la esmeralda; entra en unas brechas, en una especie de filones, en grietas; y en grietas se forma la esmeralda; llegan esos elementos y son sometidos a presión por causa de las otras piedras que no son tan preciosas, las pegmatitas; y las piedras no preciosas son las que hacen preciosas a las preciosas. La esmeralda es preciosa gracias a la presión de las pegmatitas; así que si tienes presión en tu casa, o en el trabajo, donde tengas presiones entiéndele a Dios. Dios te ama y si no te quita esas presiones es porque te está haciendo precioso, está tratando con tu carácter para que llegues a ser una esmeralda; ahí se forma la esmeralda; se forma bajo tierra. Eso quiere decir en humillación. La esmeralda se forma bajo tierra, en humillación, bajo presión, bajo calor; y después, cuando se saca la esmeralda y comienza el trabajo de exfoliación, o sea de separar las líneas por las cuales se va a tallar, eso también es un trabajo difícil. Exfoliación es como separarnos de toda la impureza, de todo lo que son ligaduras.

La esmeralda es tallada con una piedra más dura
La esmeralda no se puede tallar sin primero aserrar; y no se puede aserrar sin primero exfoliar; se exfolia la esmeralda, se asierra, se talla y se pule; después de pasar por los primeros procesos es que viene el proceso del tallado; ¿y saben cómo es que se talla la esmeralda? primero se le pone un cinto de cobre o de bronce. El bronce significa juicio, dificultad, eso rodea a la esmeralda; es una situación difícil; y luego con polvo de diamante, gracias a Dios que también con aceite, se talla la esmeralda; es decir, se necesita otra más dura para tallar la esmeralda; más duro que la esmeralda es el diamante; entonces con el polvo de diamante mezclado con aceite se va tallando la esmeralda. A veces nos encontramos con personas más duras que nosotros, pero que las está usando Dios. Ese polvo de diamante está en aceite; el aceite es el Espíritu Santo; entonces el Espíritu Santo talla la esmeralda a través del polvo de diamante. ¿No es eso muy significativo? nosotros somos formados, tallados por medio del polvo de otro más duro. A veces el Señor nos pone al lado de personas que son más duras que nosotros, y así el Señor nos va tallando. La esmeralda es tallada de esta manera. Pero hay otra característica del tallado de la esmeralda; la esmeralda por causa de su composición, se talla en escalera, por grados. La esmeralda se va armando como escaleritas; lo que hace que se aproveche mejor la luz de la esmeralda es el tallado en escalera; otras piedras se tallan redondas, otras en tallas diferentes, pero la esmeralda se talla en escalera; empieza por un borde y se hace como el primer plano, se le talla; después se empieza otra segunda escala; les muestro fotos de cómo es el tallado en escalera, porque una imagen vale mas que muchas palabras. Por cada lado se le va llevando por grados; luego al norte, al sur, al este, al oeste se hacen escaleritas; la escalera quiere decir progresión, quiere decir que de un nivel pasa a otro nivel; de ese pasa a otro, de ese pasa a otro, a otro; así también la talla de la esmeralda no es de un momento a otro; se necesitan muchos tallados; uno primero, después un segundo, un tercero; si no se hace un primero no se puede hacer un segundo; si no se hace un segundo no se puede hacer un tercero, etc.; así se talla la esmeralda. La escalera aparece en muchas partes en la Biblia; la primera vez que aparece la escalera es en el sueño de Jacob. ¿Para qué era la escalera? ¿Cuál es el propósito de la escalera? comunicar el cielo con la tierra y la tierra con el cielo; para eso es la escalera. Y Dios empezó a tallar a Jacob; al principio era una piedra en bruto, y era Jacob. Cuando Dios lo fue puliendo en escalera lo volvió Israel; después llegó a ser Israel así como Simón fue convertido en Cefas. Jacob, tú vas a ser Israel, fulanito, tú vas a ser una piedra preciosa, pero necesitas pasar por todos estos procesos, por este tallado. Jacob se estaba yendo de la tierra en que Dios le había dicho a su padre Isaac que no se fuera. Isaac, quédate en esta tierra, no te vayas; incluso cuando Abraham se fue a Egipto tuvo que volverse otra vez a donde estaba su tienda; otra vez a Betel; entre Betel y Hai. Betel es la casa de Dios; eso es lo que significa Betel; y Hai significa ruina.

Jacob o seguía el camino de la casa de Dios, o hacia la ruina. Si usted no camina con Dios hacia la casa de Dios, va hacia la ruina. Ahí era donde Dios hizo volver otra vez a Abraham , y ahí fue a donde le dijo a Jacob: Jacob, vuelve otra vez a Betel. Cuando Jacob se estaba yendo, el Señor le mostró un sueño, en el cual había una escalera de comunicación del cielo con la tierra, y Jacob dijo que era terrible ese lugar; casa de Dios y puerta del cielo. Él entendió lo que significaba; puerta del cielo, casa de Dios. Lo que Dios quiere edificar es Su casa donde Él pueda morar; por eso hay una escalera, porque esa escalera es para irse acercando Dios al hombre y el hombre a Dios. Ahora, ¿quién es la escalera? Cristo es la escalera, porque cuando le habló a los discípulos, le dijo a Natanael: Natanael, de aquí en adelante verás el cielo abierto y ángeles que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre. Es el mismo lenguaje del sueño de Jacob; ahora era el Señor Jesús la piedra de cabecera donde durmió Jacob, donde descansó la cabeza. Jesús es la cabecera, es la piedra del ángulo, Él es la primera piedra, y los demás somos las demás piedras; por eso la escalera significa proceso para perfeccionar la comunión, para unir a Dios con el hombre; y por eso la esmeralda se talla en escaleras. El tallado es para hacernos cada vez más parecidos a Cristo, si no, no habría necesidad de tallado.


Después de ver el tallado, ahora nos falta el pulido. A veces, por culpa quizá de la misma esmeralda, Dios no se equivoca al tallar, pero los talladores humanos se equivocan; puede que tenga una pequeña imperfección. ¿Sabes qué se hace con la esmeralda? Primero se coloca en vacío y se deja en vacío por un tiempo; se limpia bien con alcohol; es decir, la purifican con alcohol y la dejan en vacío. ¿Por qué la dejan en vació? Porque el vacío permite que lo que está adentro de las grietas salga; pues la naturaleza tiende a llenar el vacío. Por eso cuando usted chupa una botella inmediatamente se queda pegada a su boca, porque hubo vacío; es que la naturaleza siempre trata de llenar el vacío. Cuando se coloca la esmeralda en vacío, el material extraño que está en las grietas de la esmeralda, sale de allí por causa del vacío; luego a esa esmeralda se le coloca en aceite de cedro.

Usted sabe que el cedro representa la cruz y el aceite el Espíritu; se coloca la esmeralda en aceite de cedro y se la deja por varios días a 83 grados de temperatura; no alcanza a hervir, casi hierve pero no hierve; y así el aceite de cedro entra en las grietas que tenía la esmeralda en las imperfecciones, y las cubre; el aceite de cedro tiene la característica de tener el mismo índice de refracción de la esmeralda, de manera que las imperfecciones de la esmeralda son cubiertas por el aceite de cedro, así como nuestras imperfecciones son cubiertas por el Espíritu. Así se pule la esmeralda, y tú ves una esmeralda preciosa sin imperfecciones porque las imperfecciones fueron cubiertas con el aceite de cedro. ¡Cómo nos habla el mundo natural de las cosas espirituales! Es realmente una parábola del mundo mineral para nosotros, hermanos. Esta es la esmeralda de Andrés. Vamos a orar. ☐

5 comentarios:

  1. Hola, me gustaría saber quien es el autor de este articulo, porque tengo que darle un testimonio. agradezco algún correo electrónico o forma de contactarme.
    Abrazo en Jesus

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola,quisiera saber sobre el autor de este artículo, si este mensaje llega a él, que me lo haga saber.
    Un abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por este articulo...ah sido de valiosa importancia para mi... que el señor perdone todos tus pecados y te de la bendicones que necesitas

    ResponderEliminar
  5. Gracias por este artículo, a sido de muchísima bendición a mi vida, el Señor los siga usando con revelación. Bendiciones

    ResponderEliminar